Aun con limitaciones, expositores celebran que la Filij vuelva al Cenart


Ángel Vargas

 

Periódico La Jornada
Domingo 10 de noviembre de 2019, p. 5

Expositores y público en general ven con buenos ojos el regreso este 2019 de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (Filij) al Centro Nacional de las Artes (Cenart), después de tres años de ausencia.

Consultados por La Jornada, representantes editoriales y visitantes consideran que este complejo cultural ubicado al sur de la capital del país es el espacio natural del encuentro libresco, cuya 39 versión fue inaugurada este viernes y concluirá el 18 de noviembre.

Señalan que el Parque Bicentenario, en Azcapotzalco, sede de la feria de 2016 a 2018, era un lugar muy grande y bonito, pero además de resultar muy lejano para el público habitual de este encuentro, implicó menos ganancias económicas para las editoriales.

Somos de los que insistimos en que la feria regresara al Cenart. La experiencia aquí es mejor que la tuvimos en el Parque Bicentenario. Es un lugar muy bonito, pero como editorial el resultado en ventas fue muy pobre, quedamos muy por abajo contra lo presupuestado, y nuestra tendencia en Filij antes de que se fuera allá era ascendente, afirmó Eduardo Morales Pérez, coordinador de Ferias de Librería Porrúa.

Con participación en las 10 Filij más recientes, el promotor destaca que en este regreso al Cenart es notorio el recorte de la feria respecto de las versiones realizadas allí en años anteriores, tanto en número de exhibidores como en asistencia.

Al respecto, Andrés Tapia, representante de Quindecim Recordings, quien ha participado en ocho de estas ferias, afirma que cuenta con información de que la disminución en el número de exhibidores fue de 70 por ciento.

Es saludable que la Filij regresara al Cenart. Al Parque Bicentenario quizás iba más gente, pero se vendía menos. Este año veo demasiado una limitación económica que nos ha afectado a todos los expositores. En principio, estamos sólo 30 por ciento de los originales y los servicios que se nos dan son más limitados.

Aunque este sábado la afluencia de público fue multitudinaria, a decir de los representantes editoriales, no se compara con la que tuvo el Cenart en los últimos años, que era tumultuosa. Opinan que faltó difusión y publicidad de la Secretaría de Cultura federal.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: