Aumentan decesos por consumo de alcohol adulterado en Morelos y Puebla


La Fiscalía General de Morelos informó que continúan las investigaciones por los decesos ocurridos en la comunidad de Telixtac del municipio de Axochiapan y en Jonacatepec, por el consumo de alcohol adulterado.

 

Como parte de la carpeta de investigación iniciada por estos hechos, se estableció diálogo y acercamiento con los pobladores de la comunidad Telixtac, con el fin de reunir información que permita avanzar con las indagatorias.

 

Se indicó que fue establecido un canal de comunicación y trabajo coordinado con la Fiscalía General de Puebla (FGE), para determinar si el producto adulterado procede de dicha entidad, donde también se han reportado decesos por su consumo.

 

Asimismo, se recordó que ayer, fue cumplimentada una orden de cateo en un inmueble ubicado en el Barrio San Francisco del municipio de Jonacatepec, donde fueron aseguradas garrafas de plástico con capacidad de 19 litros.

 

También, fueron decomisadas tres botellas plásticas, un embudo del mismo material y diversas notas de venta, mientras que el líquido alcohólico confiscado se analizará para determinar su composición.

 

Finalmente, el órgano de justicia detalló que la necropsia aplicada a dos cadáveres del sexo masculino, identificados como dos residentes de Jonacatepec, reveló que su deceso se debió a una intoxicación alcohólica.

 

Suman 20 personas fallecidas por la ingesta de alcohol adulterado (refino), mientras que cinco más se encuentran hospitalizadas y una fue dada de alta, informó el Ayuntamiento de Chiconcuautla.

 

Cabe recordar que ayer, el primer reporte arrojó un total de 17 personas fallecidas por el consumo de la bebida adulterada, la cual, presuntamente procedió del municipio de Zacatlán.

 

A través de un comunicado, se informó que se llevaron a cabo jornadas informativas en las diferentes localidades del municipio, así como brigadas de Salud para atender a quienes presentaran malestar por el consumo de la sustancia.

 

También, la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) comenzó la investigación correspondiente, para identificar la procedencia del refino, confiscando 200 litros del líquido, además de notificar a los establecimientos con el fin de evitar su venta, compra y/o consumo.

 

Por su parte, la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios tomó las muestras correspondientes al líquido decomisado para su análisis, el cual determinará su contenido en los próximos días.

 

 

AR



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: