Arturo Balderas Rodríguez: Desde el otro lado



El presidente Trump ha reiterado la posibilidad de que la elección de noviembre termine en la Corte Suprema. Por ello nominó a la ultraconservadora Amy Coney Barret quien, con los otros cinco magistrados conservadores, definirá el perfil conservador de esa institución, en la que las decisiones de sus tres miembros liberales serán literalmente aplastadas. La inminente confirmación de Barrett, obliga a considerar algunos aspectos de sus antecedentes y la forma en que éstos se reflejarán en las decisiones que como miembro de esa institución tomará.



Source link

A %d blogueros les gusta esto: