Amanda Bynes abusó de medicamento porque quería adelgazar


Amanda Bynes, reconocida actriz de películas como “Una chica en apuros” (2006) y “Lo que una chica quiere” (2003), se sinceró respecto a sus difíciles años distanciada de las cámaras y su “oscuro mundo” tras volverse adicta a las drogas.

En entrevista con Paper Magazine, Bynes confirmó que quiere “volver a actuar” y que en paralelo buscará lanzar su propia línea de ropa. La ex estrella adolescente, que también participó de la exitosa cinta “Se dice de mí” (2010), reflexionó sobre cuándo comenzó a consumir drogas y recordó haber fumado marihuana a los 16 años.

“Aunque todos pensaban que yo era la ‘buena chica’, fumé marihuana desde ese momento”, sostuvo, añadiendo que años más tarde pasó a probar sustancias más fuertes como la MDMA, la cocaína y el éxtasis. 

Aún así, afirmó que con ninguna de esas drogas se volvió adicta, y que solo tras probar el Adderall (anfetamina) sintió que comenzó su caída. Bynes comentó que llegó a esa pastilla tras leer un artículo en una revista donde afirmaban que servía para que las mujeres se mantuvieran delgadas.

El abuso de este medicamento se hizo más patente mientras rodaba “Se dice de mí”. “Recuerdo estar en el tráiler y solía masticar tabletas de Adderall porque pensé que me harían ser más alta (…) Mordí un montón de ellas y realmente estaba despistada y no podía concentrarme en mis líneas”, detalló. De acuerdo a sus palabras, la mezcla de no recordar sus líneas y de no estar conforme con su apariencia, terminó ocasionando su retiro del filme, pese a que en esos años los medios informaron que había sido despedida.

Bynes explicó que después “no podía soportar” su apariencia o su “actuación”. Además, admitió que sufrió depresión de “cuatro a seis meses” después de verse vestida como un hombre para su personaje en “Una chica en apuros”.

Amanda Bynes se sincera sobre el abuso de drogas y el “oscuro mundo” tras su retiro de la actuaciónA ocho años de su distanciamiento de las cámaras, la protagonista de “Una chica en apuros” se confesó en una extensa entrevista con Paper Magazine donde aseguró que se siente lista para volver al rodaje. 27 de Noviembre de 2018 | 10:15 | Redactado por N. Quijada, Emol 19 EFE SANTIAGO.- Amanda Bynes, reconocida actriz de películas como “Una chica en apuros” (2006) y “Lo que una chica quiere” (2003), se sinceró respecto a sus difíciles años distanciada de las cámaras y su “oscuro mundo” tras volverse adicta a las drogas.

En entrevista con Paper Magazine, Bynes confirmó que quiere “volver a actuar” y que en paralelo buscará lanzar su propia línea de ropa. La ex estrella adolescente, que también participó de la exitosa cinta “Se dice de mí” (2010), reflexionó sobre cuándo comenzó a consumir drogas y recordó haber fumado marihuana a los 16 años. “Aunque todos pensaban que yo era la ‘buena chica’, fumé marihuana desde ese momento”, sostuvo, añadiendo que años más tarde pasó a probar sustancias más fuertes como la MDMA, la cocaína y el éxtasis.

Aún así, afirmó que con ninguna de esas drogas se volvió adicta, y que solo tras probar el Adderall (anfetamina) sintió que comenzó su caída. Bynes comentó que llegó a esa pastilla tras leer un artículo en una revista donde afirmaban que servía para que las mujeres se mantuvieran delgadas.

El abuso de este medicamento se hizo más patente mientras rodaba “Se dice de mí”. “Recuerdo estar en el tráiler y solía masticar tabletas de Adderall porque pensé que me harían ser más alta (…) Mordí un montón de ellas y realmente estaba despistada y no podía concentrarme en mis líneas”, detalló. De acuerdo a sus palabras, la mezcla de no recordar sus líneas y de no estar conforme con su apariencia, terminó ocasionando su retiro del filme, pese a que en esos años los medios informaron que había sido despedida. Bynes explicó que después “no podía soportar” su apariencia o su “actuación”. Además, admitió que sufrió depresión de “cuatro a seis meses” después de verse vestida como un hombre para su personaje en “Una chica en apuros”.

En 2010, con 24 años, Bynes se retiró de la actuación y luego se mantuvo en la palestra por sus polémicos comentarios en Twitter, en los que incluso lanzó indirectas sexuales al rapero Drake. Respecto a esos mensajes, la actriz admitió sentirse “avergonzada”, y que en eso entonces estaba en medio de un “mundo muy oscuro y triste”. En los últimos ocho años, la ex estrella de Nickelodeon protagonizó varios episodios de agresividad y altercados con la justicia, debido al consumo de sustancias ilícitas, intentos de robo y extraños comportamientos en lugares públicos.

rad 

https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: