Alix Navarro: La autopista del sur … versión 2020



La autopista del sur es uno de ocho cuentos contenidos en el libro “Todos los fuegos el fuego” (1966) del célebre escritor argentino Julio Cortázar (1914-1984), y lo traigo a colación porque esa historia encaja en diferentes escenarios, inclusive el actual: “[…]la sensación contradictoria del encierro en plena selva de máquinas pensadas para correr, metafóricamente pudiera entenderse como la humanidad en conectividad aislada por la pandemia del 2020. 

Este autor, representa la identidad de los personajes a través de la marca del vehículo de cada uno y su rol dentro de la sociedad (médico, ingeniero, monja). Asimismo, utiliza el contexto del embotellamiento para manejar el concepto de la alineación del ser humano ante la angustia (todos iguales a pesar del dinero, posición social o profesión), expone la capacidad de organización del grupo (sistemas de representación y abastecimiento), especulación ante la escasez, la desinformación como técnica de distracción y manipulación de la esperanza, xenofobia, romance, y el olvido ante el retorno a la cotidianidad o recuperación de su individualidad.

Entiendo que en tiempos de pandemia las teorías conspirativas se han puesto de moda.  Sin ánimo de presentar otra, quisiera utilizar este cuento para introducirlos en un aspecto sociológico de la situación actual y exponer la razón de mi afirmación sobre el posible desarrollo de un nuevo orden mundial. 

Aclaro, disto de ser iluminatis, y no pertenezco a grupos que proponen un gobierno global. Sin embargo, no podemos desconocer lo atípico, más bien, hay que estar atentos, teniendo en cuenta que nos conocen, saben a qué reaccionamos, y mejor aún, saben cómo reaccionamos, tal como lo podemos observar en “La autopista del sur”.

Partamos del siguiente planteamiento, si la humanidad está organizada principalmente bajo la dialéctica de dos instituciones fundamentales “Sociedad Civil y Estado”, ¿Qué sucedería si se socavara alguna? ¿Cambiaría algo? ¿Qué impacto tendrá dentro del actual orden mundial?

El filósofo alemán Friedrich Hegel (1770-1831) dentro de su teoría moderna de la sociedad civil explica al sistema de necesidades “[…] como base operativa de la sociedad”, es decir, la economía. El Corona-chan, natural o no, paralizó la economía a nivel mundial, nuestra base operativa, socavando éste sistema de necesidades. Obligando a los sistemas funcionales de la economía y la sociedad a emigrar a nuevos niveles de operatividad ante las medidas preventivas impuestas por los Estados para evitar el colapso de centros asistenciales. Todo esto, dentro de un marco de regulaciones y acciones del gobierno en cada nación, esperando resultados nefastos en nuestras economías con un incremento de la pobreza a nivel mundial.

El desenlace aún está en desarrollo, y la idea de un gobierno global dista de la realidad por imperio del sentido de identidad de las naciones, que demanda autonomía e independencia, lo que se traduce en la prolongación del status quo del Estado-Nación, salvo que el incremento de la pobreza mundial aludido, imponga las excepciones. La industrialización produjo un auge económico que cambió a la humanidad, y es muy probable que ésta afectación a la economía mundial también genere cambios trascendentales. Lo propio es atender y direccionar a la sociedad civil mundial hacia un nuevo salto en positivo.

Alix Navarro

@panchita _7



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: