Alerta especialista sobre hundimiento del Centro Histórico


Alejandro Cruz Flores

 

Periódico La Jornada
Miércoles 12 de junio de 2019, p. 32

El Centro Histórico de la Ciudad de México registra un hundimiento de 10 metros, al grado que el Zócalo se ha convertido en la zona más profunda del valle de México, incluso más que el lago de Texcoco, que era el punto más bajo de la región, señaló el director de Centro Regional de Seguridad Hídrica UNAM-Conagua-Unesco, Fernando González Villarreal.

Ante la jefa de Gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum Pardo, y senadores como Beatriz Paredes Rangel y Martí Batres Guadarrama, el investigador explicó que dicho hundimiento es consecuencia de la sobrexplotación del acuífero, que además provoca daños en la infraestructura de agua potable y drenaje, cuya reparación tiene un costo estimado de 20 mil millones de pesos anuales.

Subrayó que la capacidad de recarga del manto freático es de 25 mil litros de agua por segundo, pero se extrae el doble, lo que ha provocado una disminución en el volumen del líquido con el paso del tiempo, por lo que es necesario detener esa sobrexplotación, lo cual, en el mejor de los casos, llevará 15 años.

El problema es que el hundimiento no es parejo, se vuelve diferencial en distintas partes, y esto rompe las tuberías, el drenaje, inclina los edificios y hace muy costosa la reparación y mantenimiento de la infraestructura, lo cual, enfatizó, no lo paga directamente el gobierno, sino los particulares que sufren esa problemática.

En una reunión en la que participaron diversos especialistas en el tema, manifestó que se deben emprender acciones a corto plazo para racionalizar la extracción del acuífero, como alinear los subsidios, tarifas eléctricas y derechos para que no se saque agua para la agricultura, que se está extrayendo con muy poco beneficio económico y social, y con consecuencias ambientales.

También, dijo, se requiere mayor eficiencia en el uso del líquido, especialmente en lo que se refiere a las redes de distribución, muchas de las cuales tienen 100 años de antigüedad; una nueva fuente de abastecimiento, recargar los acuíferos de forma artificial y proteger las zonas de recarga, y transparentar el uso que se le da al acuífero.

Al respecto, la jefa de Gobierno manifestó que en el tema del uso de agua del subsuelo en la agricultura se debe orientar a los productores hacia un riego eficiente. No se trata de decretar, sino más bien de generar consensos que nos permitan la utilización de agua tratada de calidad en vez de agua potable.

La reunión tuvo como propósito entregar a la titular del Ejecutivo local diversas propuestas para atender la sobrexplotación del acuífero, el abasto de agua potable y el control de inundaciones en la capital. Lo anterior, durante el seminario que sobre el tema organizó el Senado, que incluye medidas como establecer presupuestos multianuales, obras de mejoramiento del drenaje, generar espacios verdes y captar agua de lluvia.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: