Agobian costos crecientes, deudas y desvíos a universidades públicas


▲ La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, ubicada en Morelia, se sumará al paro de labores junto con otras 21 para exigir el pago puntual de salarios y prestaciones.Foto tomada de Google Maps

De los corresponsales

 

Periódico La Jornada
Miércoles 9 de octubre de 2019, p. 29

Presupuestos menores a sus gastos, deudas que heredaron de otras administraciones, aumento en las matrículas escolares hasta de ciento por ciento y uso de fondos para fines ajenos a la academia y a la investigación propician que una decena de universidades estatales enfrenten un fin de año crítico. Sus directivos aseveran que no podrán pagar las próximas quincenas y prestaciones de fin de año, o ninguna de las dos, aun cuando algunas de esas instituciones han aplicado políticas de austeridad o de plano no enteran cuotas a organismos de pensiones, vivienda y salud, y tampoco entregan al fisco los impuestos que descuentan a sus trabajadores.

Las dirigencias sindicales de personal académico y administrativo de al menos 22 universidades públicas estatales confirmaron ayer su participación en el paro nacional de 12 horas que realizarán este miércoles en contra de las restricciones presupuestales del actual gobierno a la educación superior y en demanda de apoyos extraordinarios a nueve de estas instituciones que enfrentan una grave crisis financiera.

Las dirigencias sindicales agrupadas en la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (Contu) señalan que las nueve instituciones que están en riesgo de no cubrir la nómina son las universidades autónomas de los estados de México, Nayarit, Zacatecas, Guerrero, Sinaloa y Chiapas, además de las universidades Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, la Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (Uabjo) y la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco.

Pedro Martínez Arteaga, uno de los voceros de la Contu, dijo que a esa lista se agregan las universidades de Chihuahua, Baja California y Coahuila.

Sólo la Universidad Autónoma de Chihuahua adeuda al menos mil 93 millones de pesos a Pensiones Civiles del Estado, porque cesó de pagar las cuotas patronales desde 2007, cuando dejó de recibir una aportación federal que cada año el presupuesto asignaba como apoyo para solventar el gasto, informó el rector, Luis Alberto Fierro.

El funcionario consideró que esa deuda es impagable, pues ha crecido desde 2014 por una reforma legal que aumentó los montos de las cuotas patronales para la seguridad social de catedráticos y empleados universitarios.

En la misma situación se encuentra la Uabjo, cuya crisis financiera está llegando al punto de ser insostenible, debido principalmente al sistema de jubilaciones, que no ha sido actualizado, por lo que 30 por ciento del subsidio para 2019, que fue de mil 51 millones 562 mil 556 pesos, se ha destinado al pago a jubilados.

Para el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Gustavo Urquiza Beltrán, la solución es que el gobierno federal y el estatal aumenten el presupuesto de cada universidad de acuerdo con el costo por estudiante. Con ese incremento, consideró el rector, ninguna de las nueve universidades tendrían problemas económicos en los siguientes años.

Urquiza pidió que se incremente la plantilla laboral porque, afirmó, desde hace siete años se incrementó de 22 mil a 44 mil alumnos. La universidad de Morelos ha disminuido su déficit histórico de mil 600 millones a 800 millones de pesos.

Datos de la Universidad Autónoma de Sinaloa señalan que tiene un déficit de mil 700 millones de pesos, la mayor parte correspondiente al pago a jubilados y pensionados.

El nivel medio superior no está reconocido como parte de la UAS y todo lo que se paga en preparatoria se considera desvío de recursos. Tenemos 60 mil estudiantes en preparatoria; cada año hay que demostrar que la UAS tiene preparatorias. Otro problema es la jubilación dinámica: hay 5 mil ex trabajadores que cobran pensión y reciben un monto que no se ha financiado, explicó el rector.

La Universidad Autónoma del Estado de México reportó que aun con las presiones presupuestales, este año el programa de austeridad y contención del gasto ha permitido el ahorro de unos 150 millones de pesos, lo que garantiza la operación de la casa de estudios hasta finales de este año, a diferencia de lo ocurrido en 2018.

La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo sólo cuenta con recursos para el pago de la primera quincena de octubre. Estamos tratando de estirar los recursos para cubrir la segunda quincena, declaró el rector, Raúl Cárdenas Navarro. Dijo que gracias al ahorro podrán cubrir más pagos de nómina que en 2018.

Varios rectores informaron que la Secretaría de Educación Pública (SEP) les anunció la semana pasada que solicitó a la de Hacienda y Crédito Público 2 mil 500 millones de pesos para la atención de los problemas estructurales de 10 universidades.

El subsecretario de Educación Superior de la SEP, Luciano Concheiro, aseguró que están por resolverse los apoyos extraordinarios a este grupo de instituciones.

(Con información de José Antonio Román, reportero)



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: