Aceleran la construcción de una nueva parte del muro en Calexico | ELIMPARCIAL.COM


BAJA CALIFORNIA, México.- Para apresurar la construcción de nuevos segmentos del muro fronterizo en Calexico, el Departamento de Seguridad del Interior (DHS, por sus siglas en inglés) eximió al proyecto del cumplimiento de ciertas leyes y regulaciones.
 
Entre estas leyes se encuentran las de impacto ambiental y manejo de la tierra o uso de suelo, pues se trata de un proyecto que afectaría directamente a la vida animal y vegetal en las zonas donde se construirá, que es parte del desierto de Mexicali y Tecate.
 
La DHS publicó dos decretos para eximir del cumplimiento de estas leyes para los proyectos de muro en el sector de El Centro, California y de Tucson, Arizona, que en su conjunto comprenden un total de casi 138 kilómetros.
 
El proyecto de estos muros reemplazará diseños “obsoletos y dilapidados” y agregarán la construcción de un camino y la mejora de la infraestructura de vigilancia, como los sistemas de iluminación.
 
Estos dos decretos fueron publicados este miércoles en el Registro Federal de Estados Unidos y tienen efecto a partir de su publicación.
 
El DHS también ha solicitado la ayuda del Departamento de Defensa (DOD) para la construcción de cercas, caminos e iluminación en locaciones específicas en esta frontera para bloquear el tráfico de drogas.
 
Patrick Shanahan, secretario interino de Defensa, determinó que los proyectos cubiertos por estos decretos cumplen con los requerimientos, y que serán fondeados con los recursos disponibles del DOD, en coordinación con el DHS y la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).
 
La ejecución de los proyectos, hasta el momento, está prevista con la coordinación del Cuerpo de Ingenieros de los Cuerpos de la Marina de los Estados Unidos (USACE, por sus siglas en inglés), informó el DHS.
  
De acuerdo a la Ley de Reforma a la Inmigración Ilegal y Responsabilidad Inmigrante (IIRIRA), el DHS puede tomar las “acciones necesarias” para instalar barreras físicas y caminos en los límites fronterizos para disminuir la inmigración ilegal a Estados Unidos.
 
Estas acciones también incluyen, además de la instalación de barreras y caminos, la instalación de sistemas de iluminación, cámaras de vigilancia y sensores en la frontera norte de los Estados Unidos.

En El Centro

Los proyectos que quedaron eximidos del cumplimiento de estas leyes ambientales y del manejo de la tierra para la construcción del muro son para los sectores de Tucson, Arizona y El Centro, California.
 
En el caso de El Centro, la cobertura del nuevo muro es de 15 millas en distintos segmentos, que comenzarán desde la mojonera 229 hasta el este a unos 3 kilómetros al oeste de la mojonera 223, señala el documento.

Tucson

En el caso del proyecto de Tucson, el proyecto se extenderá por unas 63 millas, unos 111 kilómetros, empezando a un kilómetro al oeste de la mojonera 178 hasta el este de la mojonera 162.
 
Otro tramo será erigido en la mojonera 100 hasta una milla al este; otro más en la mojonera 98 hasta el este de la mojonera 97 y otro más a un kilómetro al oeste de la mojonera 83 hasta el este de la mojonera 74.

Minimizar el impacto

En un comunicado, el DHS señaló que aunque estos decretos los eximen del cumplimiento de las leyes ambientales, el Departamento mantiene su compromiso de minimizar el impacto que pueda haber con la construcción del muro.
 
“El DHS ha iniciado una consulta con otras agencias federales y estatales para asegurarse que el impacto ambiental, a la vida silvestre, cultural e histórico, sea analizado y minimizado lo mayormente posible”.
 
Los sectores donde serán construidos los muros han experimentado un incremento en los cruces ilegales de migrantes, así como de tráfico de drogas, señala el comunicado del DHS, por lo que consideran necesaria esta infraestructura. 

En esta nota



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: