Temen en EE.UU. crisis por tranquilizantes y ansiolíticos


Medios de los Estados Unidos señalaron que esta situación pueda ser similar a lo que ocurre con los opioides

Médicos de los Estados Unidos temen que el incremento en la prescripción de sedantes, tranquilizantes o ansiolíticos provoque una crisis de adicción en dicho país

Uno de estos son las benzodiacepinas, también conocidas como ‘benzos’, entre los que se incluyen el Xanax, Valium, Librium, Ativan, Klonopin, entre otras.

La doctora Anna Lembke, jefa de medicina de adicciones del Centro Médico de la Universidad de Stanford, apuntó que las complicaciones de los ‘benzos’ está alimentando una epidemia oculta similar a la crisis de opiáceos.

“Los estudiantes de medicina, los residentes e incluso los médicos en la práctica no reconocen el potencial adictivo de las benzodiacepinas. Ha habido toda esta conciencia sobre los opiáceos, pero se centra muy poco en las benzodiacepinas y, sin embargo, las personas están muriendo por ellos”, apuntó la doctora para NBC News.

Información del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas apunta que se registraron ocho mil 791 muertes por sobredosis que involucraron ‘benzos’ en 2015, en comparación con mil 135 muertes del año 1999 . Entre 1996 y 2013, el número de adultos que recibieron una receta de benzodiazepinas aumentó en 67 por ciento, alcanzando los 13,5 millones en 2013.

Foto de Internet

La jefa de medicina de adicciones del Centro médico de la Universidad de Stanford apuntó que se debe tener cuidado al momento de recetar los ‘benzos’, además de señalar que la crisis de los opiáceos ha causado que se descuide  esta crisis oculta a su parecer

Apunto que los ‘benzos’ funcionan rápidamente para controlar la ansiedad e insomnio, razón por la cual los médicos se apresuran a recetarlos. Sin embargo, los pacientes adquieren de apoco tolerancia hacia ellos, por lo que las dosis se hace cada vez mayores, por lo que a largo palazo podría ocasionar daño neurológico.

Lembke ofreció el siguiente consejo para los pacientes:

  • Antes de tomar ‘benzos’, pregúntele a su médico cuáles son los riesgos. Pregunte si hay otras opciones de tratamiento, como antidepresivos o terapia cognitiva conductual.
  • Loa ‘benzos’ se deben utilizar como tratamientos a corto plazo e intermitentes. Evite el uso a largo plazo.
  • Nunca deje de tomar ‘benzos’ de repente. Habla con un médico sobre un plan para disminuir con el tiempo.
  • Dígale a su médico qué otros medicamentos está tomando, y pregunte acerca de tomarlos juntos.

Con información de NBC News




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook