Nunca he filmado a ricos y acomodados, afirma Agnès Varda



Fotograma de Rostros y lugares, la más reciente película de Agnès Varda que rodó con el artista de la fotografía JR
Dpa
 

Periódico La Jornada
Martes 29 de mayo de 2018, p. 8

París.

León de Oro, César honorífico, Leopardo de Honor, Palma de Honor: Agnès Varda, quien este miércoles cumple 90 años y tiene una carrera de más de 60, ha sido colmada con todo tipo de premios y reconocimientos. Sin embargo, los trofeos no se le han subido a la cabeza, tampoco el Óscar honorífico que recibió hace unos meses. Es una pequeña reina al margen del cine, según contó.

El Óscar honorífico no es para las estrellas de Hollywood, agregó, pero se sintió conmovida por el reconocimiento.

Es difícil no tener en cuenta a esta directora y artista de instalaciones, sobre todo recientemente. Desde su película Rostros y lugares, que rodó con el artista de la fotografía JR, está en boca de todos. En los medios franceses incluso se habla de una vardamanía.

La gente nos cuenta sus historias, expresa

El documental, que fue estrenado en 2017 en Cannes, recibió numerosos premios en todo el mundo y fue postulado en 2018 al Óscar a la mejor película documental. Para rodarlo, Varda viajó con JR por toda Francia.

Se cruzaron con trabajadores de fábricas y obreros, los inmortalizaron y colgaron sus retratos en fachadas y grandes contenedores. ¿Cómo se explica el gran éxito del filme? Funcionó porque la gente interviene, explicó Varda. Nos cuentan sus historias y se convierten así en actores.

Ícono de la dirección, con su eterno corte de pelo estilo bob, siempre se ha interesado por las personas sencillas y al margen de la sociedad. Aprende mucho de ellas, señaló. Nunca he grabado a ricos y acomodados, destacó. Sin techo ni ley, por ejemplo, cuenta la historia de una vagabunda que se traslada al sur de Francia y muere de frío. Es la primera mujer en ganar el León de Oro con esta película, en 1985.

Los espigadores y la espigadora trata de las personas que recogen por necesidad papas y manzanas que quedan tras la cosecha.

Varda es considerada como pionera del cine de autor y la abuela de la nueva ola, un movimiento que se desarrolló en los años 60 como protesta contra el cine tradicional.

Hoy día aún es una de las cineastas más originales. Sus obras oscilan entre la realidad, la ficción y la poesía.

Hija de un griego y una francesa, tiene una carrera sobresaliente: ha rodado más de 30 películas, ha fotografiado medio mundo y es también conocida en el mundo del arte por sus instalaciones.



MÁS INFORMACIÓN


¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook